domingo, 23 de marzo de 2014

Adolfo Suárez y Santa Teresa


Unidos ahora por gozar de la presencia de Dios, santa Teresa de Jesús y el fallecido presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, también compartieron patria chica. La ciudad de Ávila es el escenario de esta imagen, en la que podemos adivinar la devoción hacia Teresa de Suárez. Con la distancia histórica de más de cuatro siglos de diferencia, cada uno, a su modo, fue crucial para el devenir de España. Santa Teresa de Jesús imprimió en la vida religiosa del siglo XVI un nuevo modo de ser, de relacionarse con Dios y de responder a los desafíos de aquel momento. Nuestro primer presidente del Gobierno democrático también resultó decisivo en el plano político, por su capacidad de aunar voluntades, su eficaz gestión del cambio de régimen, y también por su ejemplaridad tanto en el aspecto público como en su vida personal y familiar. Descanse en Paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada