viernes, 1 de noviembre de 2013

Una oportunidad irrepetible

Una abulense, Alicia García, consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, ponía voz al feliz anuncio el pasado 30 de octubre: en el año 2015 la ciudad de Ávila y la villa de Alba de Tormes albergarán una edición extraordinaria de las Edades del Hombre con motivo del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. 


A todas luces, la designación de Alba de Tormes como una de las sedes para esta exposición centrada en la figura de Santa Teresa nos llena de alegría y entusiasmo a los albenses. Una vez más, se nos brinda la oportunidad de aprovechar los recursos que el devenir histórico nos ha legado, para hacer de todo ello un foco de atracción para turistas, peregrinos, visitantes, curiosos...

Los próximos años, centrados sobre todo en los actos que se desarrollen durante el 2015, son una oportunidad para seguir apostando por nuestros valores humanos, culturales y patrimoniales. No se trata sólo de conseguir que vengan muchos turistas, se queden a comer y dormir, hagan gastos y quieran volver a visitar Alba. Creo que se trata más bien de ver en esta coyuntura, un tiempo para soñar con metas más altas y mejores: Por supuesto que la búsqueda del aprovechamiento económico de estos eventos es legítima, y hasta necesaria y conveniente, pero no puede ser el único ni el último bien a perseguir en estas celebraciones. No lo olvidemos, por un lado, los centenarios teresianos de 2014 y 2015 son conmemoraciones religiosas, que tratan de llamar la atención sobre los valores que Santa Teresa de Jesús imprimió en la Iglesia, cuya influencia todavía hoy se deja notar en tantos lugares de todo el mundo. Que no pasen estos años sin que, como albenses, nos sintamos llamados a conocer un poco mejor a la Santa. 
Por otro lado, que bien estaría que se aprovecharan las oportunidades que nos ofrecerán tantas celebraciones para consolidar los lazos de unión vecinales, para unirse -todos a una- en la participación, colaboración y búsqueda de la identidad común como pueblo...

Habrá que poner los medios para que las inversiones que se hagan redunden en provecho de todos, para que lo que se organice no sea flor de un día, sino que contribuya a mejorar el nivel cultural de todos, para que se atiendan otras necesidades que hay en Alba, para que haya mejoras estructurales que se queden, para que -por supuesto también- los visitantes deseen volver a vernos y a ver Alba cuando pasen los efectos de los centenarios...

En los próximos meses se irá concretando el programa de actividades. El propio ayuntamiento lleva dos años moviéndose en este sentido y es de desear que siga liderando la organización de eventos culturales dentro de sus competencias, ayudado ahora por la Comisión Nacional creada por el Gobierno de España. Con la apuesta por las Edades del Hombre, toda la Iglesia de las diócesis de Castilla y León también se une para apoyar la conmemoración del centenario teresiano de 2015.

Ojalá no dejemos pasar en Alba y en Salamanca esta oportunidad, y que junto a la búsqueda de un provecho económico sepamos ver un nuevo tiempo para afianzar nuestros valores más genuinos, una oportunidad de unirnos, de crear, de crecer, de entusiasmarnos y soñar con un futuro mejor, con nuevas metas por las que luchar cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada